20 de enero de 2017

Todos extraterrestres

ilustración de Paloma Hidalgo
          -No sé qué problemas ves, Jenny, será una fiesta de Navidad como ha habido otras y nada más.
-¿Cómo puedes estar tan seguro? Esto no tiene nada qué ver con la que organizaron los Sakura el año pasado, o la de los Abdel ya hace dos; tampoco con la de los hindús del cuarto derecha, ¿te acuerdas?
-Los Mishka, los del cuarto derecha son los Mishka; y fue una celebración fantástica. Tú misma lo dijiste.
-Que sí, que lo fue. Pero ahora es diferente. Lo he comentado con algunos vecinos y no soy la única que piensa de este modo
-Entonces, ¿qué propones?, ¿que nos quedemos en casa, solos, viendo la tele? Yo no podría, Jenny, de verdad que no podría. Nuestra familia aquí, en este país que no es el nuestro, somos toda esa gente, los Sakura, los Salom, los Juárez y los que vengan.
-Pero´… este año ha de prepararla el del primero interior y…
-¿No es educado? ¿Ha ocasionado algún problema?
-No, no es eso, pero es que…
-¿Qué miedo tienes, mi amor? ¿Acaso temes acabar volando en bicicleta sobre el parque?

(microrrelato escrito para Esta noche te cuento, en su convocatoria con el tema ”emigrantes”)

17 de enero de 2017

Revista La Oca Loca

Tras haber quedado finalista del certamen Picapedreros con “Separaciones que no”, descubrí que el verdadero premio era poder ser articulista de la revista La Oca Loca (revista del centro penitenciario de Daroca) y decidir no dejar pasar la oportunidad.
Hoy empiezo esta andadura con “Victoria”.

Seguiremos informando.

16 de enero de 2017

Ser carabina

Siempre con el punto de mira puesto en el aleteo de las manos.

13 de enero de 2017

Caníbales

Volvieron a repasar la profecía aunque estaban seguros de haberla interpretado bien durante siglos. Al cabo de un tiempo una niña habló y dijo: “No puede ser él, es imposible; le gané al parchís”.
Ya sin dudas, se lo comieron y siguieron esperando pacientemente al siguiente mesías, deseando que estuviese más gordo y… no lo fuese.

9 de enero de 2017

Regeneración

Ese maravilloso viaje que le habían prometido, ese destino, ¿era éste? No quería protestar, pero empezaba a sentirse engañado. Intuía ahora, demasiado tarde, que nada le compensaría las horas de rezos y de buenas obras, que los ejercicios espirituales habían sido en vano, que el amor y el placer le estarían para siempre vetados y que el estado supremo y definitivo de dicha era cuando menos decepcionante.
Dios, ¿era esto el Cielo?
Comprobó entonces, con sorpresa, que el viaje no había acabado, que volvía sobre sus pasos y que, aun habiéndose equivocado de religión, iba felizmente a reencarnarse.

23 de diciembre de 2016

Error en el enfoque

Él era el héroe de su propia vida, quien tomaba las decisiones o eso creía, hasta que le arrestaron en mitad de la calle por estar robando planos al verdadero protagonista, un cobarde que no se merecía ninguna atención y que tampoco la quería.

21 de diciembre de 2016

Un tiempo breve



Por fin ya tengo en mis manos “Un tiempo breve”, ese libro que recoge nada menos que cinco años del blog Esta noche te cuento, de las personas que están detrás y delante de él dándole forma día tras día.
En la red encontraréis huellas y ecos de ese libro, de su presentación en Madrid (en lo que tuve la ocasión de estar), de todos los encuentros y conversaciones de ese día (que me perdí en su mayoría al tener que irme pronto, demasiado); pero… tan segura estoy de que todo fue perfecto que desde aquí os invito a que busquéis las noticias, los reportajes y las fotos que unos y otras habrán realizado, para disfrutarlas, como yo lo hago.
Nada más tengo que añadir. Sólo queda una cosa por hacer, una importante: dejar aquí testimonio de todo ello, decir y alegrarme de haber estado allí, de formar parte de ese libro con mis microrrelatos “Felices sueños” y “Clásicos modernos”, de estar tan bien acompañada.
Gracias.

19 de diciembre de 2016

El silencio del fin

No me abandonó aquel día, hace cuatro años, en que sacó todas sus cosas de casa y salió dando un portazo, no se abandona así a las personas que nos son indiferentes. Estaba enfadado y se iba, pero aquel golpe y el respingo que yo di eran aún dulces palabras de amor.
            Me abandona hoy, lo pierdo hoy, el día en que se va de la ciudad sin dirigirme la palabra.

16 de diciembre de 2016

Prisas

-¿Quieres que vayamos al cine?
-Sí, quiero.

12 de diciembre de 2016

Cena sorpresa

Ayer, cuando entré en casa, un aroma delicioso invadió mi pituitaria. Poco después encontré un rastro de extraños objetos y deliciosos regalos que me guiaba hacia el dormitorio, y no pude evitar sonreír con mi ya habitual media sonrisa. ¿No es curiosa la vida? Mi marido, el mismo del que había estado pensando separarme hace tan solo unas semanas, parecía haber preparado algo más que una cena. ¡Con todos los cambios que había sufrido el mundo que conocíamos, que habíamos sufrido nosotros mismos! Allí estábamos, contra todo pronóstico, juntos, una pareja feliz en una sociedad cada vez más desestructurada y fragmentada.
Me estaba acercando ya al dormitorio; incluso puede que, rodeada de aquel irresistible olor, hasta empezase a gemir un poco. Emocionada y feliz, deseando saber cuál era mi sorpresa, rompí la puerta de la habitación para comprobar que él había empezado a comer sin esperarme; sin embargo pronto descubrí que no había razones para un enfado, no cuando nuestra comida era la vecina del quinto, una jovencita  pechugona bastante fresca

9 de diciembre de 2016

El príncipe y el mendigo

Un niño dibujaba en una hoja de papel un niño que, como él, dibujaba. Y, cuando las puntas de los dos lápices coincidieron en el mismo punto, los dos niños, el real y el de lápiz, pudieron mirarse. El que era de carne y hueso deseaba desaparecer; el que estaba en el papel esperaba, al contrario, que no le borrasen. Fue un instante mágico, un momento denso y largo, en el que los dos niños recluidos en sus respectivos mundos se envidiaron; fue un segundo en el que todo pudo pasar y sin embargo, no pasó nada. El niño real siguió dibujando, el niño de lápiz fue terminado.
Unos meses después, la vida vino dolorosamente a demostrar cuán duradera puede llegar a ser la unión entre dos mundos a la vez cercanos y distantes. El niño de carne y hueso desapareció, sus padres acabaron enmarcando el de lápiz.

5 de diciembre de 2016

Microrrelatos en El Definido

La revista digital El Definido tiene una sección de microrrelatos. En ella encontraréis y de momento, un par míos.  
Así que estoy muy contenta, por eso y por la buena compañía.
A todos nos encontraréis entrando por el botón “Actualidad”; y, junto con los microrrelatos, información sobre cómo podéis hacerles llegar vuestros escritos.

2 de diciembre de 2016

Meteorología para niños: juegos educativos

No es que sea fácil: que si las explicaciones de los conceptos meteorológicos han de ser perfectas, y que no aburran; que un niño las entienda y nos las odie al primer vistazo; que si la aplicación es la que es y da las posibilidades que da; que no te repitas; que las imágenes sean libres; que…
A pesar de todos los pesares y cortapisas, se avanza despacio, muy despacito, incluso a veces todo llega a pararse y un día vuelve a ponerse en marcha por alguna razón desconocida. Al final, algo se consigue, a día de hoy, hay dos juegos educativos disponibles en los que he tenido la oportunidad de aportar algunas cuantas cosas, que se encuentran en la página de AEMET y a los que se accede con un clic.
Son estos:
Aunque, ya que hablamos, no puedo evitar recordarlos los cuentos (¡tan bonitos!), de descarga gratuita y que encontrarás aquí; entre los que encontrarás “Los meteoros” y “La presión” de los que soy autora.



28 de noviembre de 2016

Tiro de gracia

He vivido tan rápido que veo venir el disparo que acabará con mi vida, el instante en que el odio se materializa y un plan largamente elaborado llega a su fin. Muchos pensaran que soy joven para morir; sin embargo, estoy agradecido por esta muerte que viene hacia mí como en cámara lenta. Me bastaría un movimiento para parar los pies a estos torpes que ahora van a ejecutarme; sin embargo, me quedo quieto. Ellos no saben y no sabrán nunca que el pelo empezó ya a caérseme, que el tumor que crece en mi pecho apenas deja espacio para el aire, que antes de que ellos llegasen yo había escuchado mi sentencia de muerte. A ellos les entrego mi herencia, la guerra en la que sólo fui soldado, en la que yo tenía un precio, que hoy me cansa y que nunca fue mía, entre bandas y hermanos, con esos derramamientos de sangre que tanto les gustan. Yo sólo les entretendré un momento. Giro levemente la cabeza. Les ofrezco mi sien. Espero.

25 de noviembre de 2016

Verano azul

Frente a mí el azul que he de vigilar, en la playa el bikini azul del que no puedo apartar los ojos, como azules serán los ahogados con los que luciré mis habilidades si hay suerte.
            Sin embargo los días pasan y vuelvo a ver la muerte de Chanquete, solo.

(microrrelato publicado en Cincuenta palabras)