29 de marzo de 2017

Otra historia

No tengo hambre, gracias, dijo.
Insistí y se negó. Probé con amenazas, chantajes y chistes, intenté darle pena; y nada, ni por esas.
Harta y por el cuento, acabé mordiendo la manzana yo, la bruja de la urna. 

28 de marzo de 2017

Lectura de MicroEcos en la Hora del Planeta

           Cosas que pasan.
Se puso en contacto conmigo el grupo local WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) de Guadalajara (España) porque habían descubierto nuestros MicroEcos Ilustrados y querían saber si podrían utilizar algunos el sábado 25 de marzo, día en el que se celebró la Hora del Planeta. La idea era imprimirlos, leerlos y animar a la gente participara en el concurso de mircrorrelatos que habían organizado.
Evidentemente los dije que estaríamos encantados.
El mismo día 25 me dijeron los relatos que finalmente habían elegido, que son los siguientes:
-Lágrimas negras y Me nace naturaleza, Rosa M;
-Madre Selva, Miguel Díaz Mirón;
-Los que saben del campo, Nani Canovaca;
-Imperdonable, Mónica Brasca;
-Ventaja evolutiva y Beber para olvidar, que son míos.

Mira tú qué bien. Buenísimas noticias y buenísimos recuerdos, no se puede pedir más.

27 de marzo de 2017

Corchos

            Vivir es navegar sin saber nadar, desnudo y solo, anhelando hacer pie o divisar en el horizonte una porción de tierra. Y enamorarse, enamorarse es pretender nadar en una dirección concreta, acomodando el ritmo de las brazadas a las de alguien que permanece a flote de la misma tonta manera.

(microrrelato publicado el pasado día 24 de marzo en Cincuenta palabras)

24 de marzo de 2017

Llaman a la puerta

Es papá. Como zombi está resultando muy pesado. 

23 de marzo de 2017

El letargo

Sólo ellos las vieron: aquellas tres letras pidiendo socorro, escritas con sangre en la acera, junto a la ventana rota de un sótano inmundo. Las borraron orinándose sobre ellas, entre risas; sin embargo no lograrían eliminarlas definitivamente, las letras siguieron allí, dentro de su cabeza, junto al doloroso recuerdo de no haber hecho nada, de quizás no haber hecho nada nunca.
Hoy, años después, las noticias disparan directo a su memoria, las letras vuelven, están otra vez ahí, dolorosamente vivas, escritas una vez más por alguna de las personas encerradas en aquel sótano, exactamente las mismas. “Desarticulado un piso dedicado a la trata de blancas. En el barrio, los vecinos…”. 

22 de marzo de 2017

Un punto de apoyo

Ella siempre creyó que él sería alguien importante en su vida y que sus destinos acabarían tocándose.
El día que eso ocurrió, descubrió ante sí un hombre miserable que en nada se parecía al que ella había esperado.
Se encogió de hombros, sólo hasta ahí llegó su decepción. Pisó con la punta del pie el lugar del encuentro y, sin dudarlo, se impulsó con más fuerza que nunca hacia adelante.

17 de marzo de 2017

Nos hacemos mayores

Yo, a este lado, veo cada vez peor y él, dentro del espejo, pierde reflejos y no llega.

15 de marzo de 2017

Dispara usted o disparo yo


Brevilla, revista de minificción, reúne un impresionante número de microrrelatos policiales y microrrelatistas entre los que me encuentro con “Malo malo” y “Sólo una vez”.
Un regalo que también tú puedes disfrutar en el siguiente enlace: 



Gracias, excelente noticia.

13 de marzo de 2017

Tarde es nunca

Las enterraron vivas bajo un alud inesperado de dolor y soledad pero ellas, las ilusiones y las esperanzas, lejos de pudrirse, encontraron de algún modo la forma de  echar raíces, de crecer y de afianzarse. Nadie lo esperaba, tampoco él, pero un día se encontró levantando la vista de la punta de los zapatos, dejándose bañar por la luz del sol, dispuesto a poner otra vez en juego su corazón, ajeno a sus sesenta años. 

10 de marzo de 2017

Extravío

En cuanto empezó a llover, el paraguas salió a la calle; detrás quedó el hombre, mirando con aprensión por la ventana, sin llegar a comprender que era él el que había sido olvidado.

8 de marzo de 2017

Saudade

Todas las noches de verano ocurre lo mismo; mientras me ahogo y navego entre las húmedas sábanas, oigo los desgarradores gemidos de la nevera echando de menos el ronroneo del calentador, frío y distante.

6 de marzo de 2017

Una frontera


Al principio fue el agua pero, como espejo, pronto presentó problemas; el mayor de todos es que se podía entrever el otro lado y eso dio lugar a todo tipo de cuentos y leyendas, además era posible sumergirse en él, ahogarse o contaminarlo, todas ellas actitudes muy poco recomendables y respetuosas.
Por estas razones, cuando apareció el espejo, aparte de las sustanciales mejoras en el diseño, los mundos que estaban a un lado y a otro hicieron un pacto solemne comprometiéndose a devolver justo la imagen que tenían delante, en un intento desesperado por acabar con la curiosidad que asalta a todo el que mira. El acuerdo fue un éxito y sigue siéndolo, al menos por ahora.
¿Se imaginan qué pasaría si un día en el espejo pudiesen ver en él otra cosa? ¿Por qué, sabiendo lo que van a ver, no hacen más que mirarse una y otra vez?, ¿qué esperan? ¿Será que están obligados a estar ahí cuando ellos miran o es esa curiosidad malsana que sigue buscando más allá de lo que ve, que husmea y que sospecha?

3 de marzo de 2017

Parchís

Se relamía al oírle.
-Te como.

1 de marzo de 2017

Posts con tuits (6)

*Una moneda y la bolsa de cacahuetes es empujada hacia el acantilado. Cae sobre una mano mullida que no duda en abrirla, en destriparla.

*La lluvia menuda que deja huellas en la playa no logrará apagar mi sed, lavar la sangre o borrar el agravio.

*La epidemia de Ricitos de Oro está dejando huella. Los hombres se depilan para no ser osos y las niñas ya no quieren ser rubias.

*Todas me dijeron que era mejor una boda que un entierro. Y aquí estoy, en un jarrón, con los pies mojados, sufriendo la muerte más lenta.

*El niño hizo un barco de la chancla, de esa que calzó el cadáver que, atado a una piedra, yace ya sin ojos en el fondo del lago.

*Eran tres, aunque solo importaban dos porque había uno, y no era el amante, que se sentía como un cero a la izquierda.

*DESCONGELACIÓN 
Mirando la nave espacial nada hacía suponer que un simple fallo hubiese malogrado ya la muy preciada carga humana.

*Harto de sentirse aplastado por la hipoteca, el caracol se vio obligado a ser gusano.

*En el polo las noches son más largas, dijiste, pero lo son más desde que te fuiste, meses de largas son y no parecen acabarse.

*Con un guante de piel humana el robot asiste al humano que muere a su lado, envidiándole las arrugas, los leves defectos, el desgaste.

27 de febrero de 2017

Papel

La discusión de mis vecinos atravesó la pared.
Hoy nos divorciamos.